Murió el polémico juez argentino Oyarbide, habitué a Punta del Este

0

La historia del anillo comprado en Maldonado; fue el exjuez federal más denunciado de la historia argentina.

El exjuez federal, Norberto Mario Oyarbide, murió a horas de la noche de este miércoles 1 de septiembre. Había contraído Covid-19 a principios de julio y permanecía internado en el Instituto del Diagnóstico de la Ciudad de Buenos Aires.

Nacido en Concepción del Uruguay, Oyarbide llegó al Poder Judicial a mediados de 1976 y, luego de ser secretario y fiscal, fue nombrado juez federal en 1994 en la Ciudad de Buenos Aires durante el gobierno de Carlos Menem.

En 21 años bajo el rol de magistrado, cosechó una fuerte exposición mediática, ligada a importantes causas en la que estuvieron involucrados funcionarios públicos, pero también a algunos escándalos que desembocaron en pedidos de juicio político.

Con relación a investigaciones que cayeron en su juzgado, investigó a Menem por omitir una cuenta en Suiza (2001), de la que luego lo sobreseyó, y al difunto Néstor Kirchner por el aumento de su fortuna en un 158 por ciento, también sobreseído (2009)

Fue durante aquel caso donde el mismo Oyarbide sobreseyó también la actual vicepresidenta Cristina Kirchner bajo aquella causa por enriquecimiento ilícito. Asimismo, fue el encargado de revocar la prisión domiciliaria a Jorge Rafael Videla (2005).

En los años siguientes, tuvo a su cargo la causa de la mafia de los medicamentos, por el que terminó preso el entonces jefe de la Asociación Bancaria, Juan José Zanola (2009). Cumplió también un rol importante en el caso Skanska (2005).

También contó con la responsabilidad de pronunciarse sobre la denuncia contra Martín Redrado (2010) por incumplimiento de deberes y acogió la denuncia por espionaje telefónico en el gobierno porteño de Mauricio Macri (2009) e impulsó su procesamiento.

La causa que lo llevaría a transitar el final de su carrera judicial fue la de frenar un allanamiento a una financiera en 2013 por un pedido de Carlos Liuzzi, el segundo del ex secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini, durante el Gobierno de Cristina Kirchner.

Sin embargo, dejaría de cumplir oficialmente una función os tribunales de Comodoro Py en abril de 2016, tras 21 años, en medio de presiones del gobierno de Mauricio Macri y con un juicio político avanzando en el Consejo de la Magistratura.

El entonces presidente Mauricio Macri le aprobó la renuncia, lo cual le permitió cobrar la jubilación de privilegio como parte del Poder Judicial. En febrero de este año, Oyarbide se había sumado como panelista al programa radial de Coco Silly.

Por otro lado, y como fue antes mencionado, fue conocido por recibir grandes cantidades de pedidos de juicio político, acumulando más de 40. Estuvo al borde de ser removido por escándalos como el prostíbulo «Spartacus».

Luego de la difusión de un video del magistrado en ese local junto a un hombre, una comisión acusadora de Diputados integrada liderada por la actual líder de la Coalición Cívica ARI, Elisa Carrió, pidió su destitución por enriquecimiento ilícito y otros delitos. 

En 2013, finalizó su carrera judicial tras frenar un allanamiento a una financiera por pedido de Carlos Liuzzi.

Por esa situación, el 11 de septiembre de 2001 el Senado cerró el proceso de juicio político en su contra. Pero luego acumuló otras acusaciones por presunto mal desempeño en distintas causas, como la denominada «mafia de los medicamentos».

Otro de los pedidos de juicio político surgió por un anillo (2012) que dijo que había comprado en Punta del Este y cuyo valor ascendía a los 250 mil dólares. Oyarbide supo disfrutar del buen champagne y de exclusivas fiestas en Punta del Este. En una de ellas en el ex Conrad elegantemente vestido, llamó poderosamente la atención el lujoso anillo que lucía y ante políticos uruguayos y figuras del jet set que le resaltaban la joya, mencionó que el valor era de 250 mil dólares. Las fotos del juez ostentando el anillocorrieron por las redacciones de los medios y saltaron rápidamente al vecino país.Esto generaría una tormenta periodística y judicial al regresar a la Argentina. Investigaciones periodísticas y de la justicia determinaron que dicha joya no fue declarada al ingresar al territorio argentino.Sin embargo, se demostró que lo había alquilado por US$ 7500 y fue sobreseído.

«El tema del anillo fue muy escandaloso. El volvió de unas vacaciones de Punta del Este con este anillo. Comenzó a exhibirlo muchísimo. Se hablaba de que costaba 250 mil dólares. A raíz de esto tuvo dos causas: una por contrabando, porque lo había traído de Uruguay sin declarar, y la otra por supuesto enriquecimiento ilícito», contó sobre el polémico objeto. Luego, finalizó: «Se se determinó que el anillo costaba 70 mil pesos. Pero la verdad que los peritajes determinaron que el objeto fue fraguado, es decir, le cambiaron todos los brillantes. Terminó sobreseido», afirmó la periodista argentina Mercedes Ninci. 

Posteriormente, intentaron enjuiciarlo al negarse a colaborar con la investigación del juez Claudio Bonadio, que tenía bajo la lupa a la Obra Social de los Camioneros, por subirse alcoholizado a un escenario con el cantante La «Mona» Jiménez

El anillo de Oyarbide, elemento que derivó en un pedido de juicio político.

Incluso, Mauricio Macri, cuando era jefe de Gobierno, lo denunció por un supuesto complot junto al kirchnerismopor el caso de las escuchas telefónicas ilegales. Finalmente Macri no llegó al juicio oral en esa causa por decisión del juez Casanello.

Otra de las polémicas que protagonizó Oyarbide surgió luego de que sobreseyó a Amado Boudou en la causa por las refacciones en el despacho de la vicepresidencia del Senado y fue señalado por el diputado Claudio Lozano por cajonear dos causas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.