Expertos valoraron como modelo a seguir nuestro sistema Huella Ambiental

0

El objetivo es establecer los impactos ambientales de los sistemas productivos del país.

El ministro de Ambiente, Andrián Peña, participó en el plenario de la Conferencia Estocolmo+50 en representación de Uruguay, donde presentó por primera vez la Huella Ambiental de los Sistemas de Producción Ganadera en nuestro país.

Esta herramienta ha sido el producto de un año de trabajo de más de 40 técnicos nacionales, de varios organismos e instituciones, y según Peña, «por sus características es única en el mundo». En la Conferencia la eligieron los actores internacionales participantes y valoraron como modelo a seguir en sus respectivos países.

Peña presentó los detalles del anuncio en el marco del «Side Event» llevado a cabo dentro del marco de la cumbre, debido a que tiene un mayor avance. Destacando además que utilizarán esta herramienta también para otro tipo de producciones en el corto plazo.

Estocolmo+50 es el evento ambiental más importante a nivel global durante el 2022. Significando una oportunidad para continuar posicionando y consolidando el concepto de «Uruguay Sostenible» que impulsa el Ministerio de Ambiente.

Índice integrado de impacto ambiental

El secretario de Estado señaló que esto surge «con el objetivo de dar valor a toda esta robusta información acumulada». Que «en el primer semestre del 2021 el Ministerio de Ambiente en conjunto con el Ministerio de Agricultura conformaron un equipo interinstitucional. Esto con el fin de estudiar la huella ambiental de la cadena de producción ganadera».

Se trata de un set de indicadores que miden los impactos de la ganadería en tres dimensiones que son Aire, Agua y Suelo y Biodiversidad. Este estudio se desarrolló a tres niveles: escala nacional, local/ predial y asociado a los productos de la cadena (carne, lana y leche), a través de un equipo de trabajo constituido por más de 40 técnicos de los dos ministerios, de la Universidad de la República y de los Institutos Nacionales de Investigación Agropecuaria (INIA), de la carne (INAC) y de la leche (INALE).

Peña explicó que la finalidad de esto «es establecer los impactos ambientales de la ganadería. A partir de allí realizar propuestas y recomendaciones para asegurar y permitir el desarrollo sostenible de la actividad».

Los datos nacionales se desagregaron a pequeña escala territorial, donde el promedio de cada unidad territorial es de 87 mil hectáreas. De esta manera se pueden observar los datos productivos y ambientales de la cadena.

«Esto permite contar con información para la toma de decisiones en las políticas públicas. Así como poder establecer los marcos para fundamentar la continuidad en el largo plazo de Uruguay como un país productor sostenible de alimentos con bajo impacto en el ambiente», sostuvo Peña.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.