Casos de Covid-19 en Europa descienden dramáticamente, pero progreso es frágil

0

La advertencia de la OMS surgió después de que la región pasara de 1,7 millones de casos a mediados de abril a 685.000 nuevos casos la semana pasada, una reducción de 60% en un mes.

El director regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Hans Kluge, pidió este jueves precaución a pesar de un considerable descenso de 60 por ciento en los casos y muertes por Covid-19 registrado en semanas recientes en la región.

«Este progreso es frágil. … No cometamos los mismos errores cometidos en esta época del año pasado, que dieron como resultado un resurgimiento de Covid-19 y veamos que nuestros sistemas de salud, comunidades y economías sufran una vez más toda la fuerza de esta pandemia», dijo Kluge durante una conferencia de prensa en línea desde Copenhague.

La advertencia surgió después de que la región europea en semanas recientes ha tenido un dramático descenso y pasó de 1,7 millones de casos a mediados de abril a 685.000 nuevos casos la semana pasada, lo cual significa una reducción de 60 por ciento en un mes, dijo Kluge.

También aprovechó la oportunidad para abordar brevemente las preocupaciones de la región por la variante B.1.617 originalmente encontrada en India, la cual, dijo, ahora ha sido identificada en por lo menos 26 países de los 53 que conforman la Región Europea de la OMS.

«La mayoría de los casos están relacionados con un viaje internacional, pero las transmisiones posteriores están ocurriendo», dijo Kluge.

«Aún estamos aprendiendo acerca de la nueva variante, pero es capaz de propagarse rápidamente y desplazar el linaje de la variante británica B.1.1.7, que se ha convertido en el linaje dominante en Europa».

Kluge reiteró que todas las variantes del coronavirus que han surgido hasta ahora responden a las vacunas disponibles aprobadas.

Además, el funcionario de la OMS dijo que espera que haya más transmisiones en Europa ante el incremento de la movilidad, las interacciones físicas y reuniones en los próximos meses debido a la relajación de las medidas sociales.

Para reforzar la fragilidad percibida, Kluge insistió en subrayar su frecuente llamado de la necesidad de que la región no sólo redoble sus esfuerzos en las pruebas y secuenciación, aislamiento, rastreo de contactos, cuarentena y vacunación, sino también en mantener las medidas sociales.

«Ni las pruebas ni la vacunación son un sustituto del cumplimiento de las medidas como la distancia física y el uso de mascarillas en espacios públicos o en instancias de atención médica», dijo Kluge.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.